La limpieza y desinfección de los aires acondicionados es uno de los grandes retos en los que aún queda mucho por progresar. La preocupación por la calidad ambiental en el interior de edificios es cada vez mayor debido al diseño de los edificios cerrados, y el elevado tiempo que pasan las personas en ambientes interiores.

De acuerdo a estudios de la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos, el aire interior suele estar de dos a cinco veces más contaminado que el proveniente del exterior. Sin embargo, aunque a simple vista no podamos observar este tipo de factores, no quiere decir que el aire se encuentre limpio; ya que en éste se hallan contenidas un sin número de micropartículas y organismos imperceptibles al ojo humano, debido a que con el paso del tiempo los sistemas de climatización y sus conductos sufren la presencia de contaminantes ambientales y suciedad, como son el polvo, hongos, residuos, restos orgánicos, etc.

Se demuestra que uno de los factores de mayor incidencia en la calidad de ambientes cerrados, es hoy por hoy, el microbiológico, no solo en cuanto a la valoración de la calidad de un ambiente, sino también como factor que permite evaluar posibles riesgos sanitarios derivados de un aire interior no correcto.

Por otro lado, las quejas más frecuentes del personal, en edificios con contaminación microbiana en aire interior, son olores desagradables con sensación de ambiente cargado, olor a humedad, irritación de garganta y nariz, escozor de ojos, dolor de cabeza, lagrimeo, alergias, ronquera, fatiga mental, náuseas, mareos y vértigos. De ahí la necesidad de mantener en buenas condicionas higiénicas los aires acondicionados.

A continuación le detallamos algunos de los beneficios que nos proporciona la limpieza de nuestro aire acondicionado:

  • Mejora la calidad del aire que se respira contribuyendo así a una mejor salud y obteniendo un mayor rendimiento en el trabajo.
  • Mayor confort para los empleados y clientes.
  • Disminución de gastos de electricidad. Esto se debe a que según estudios, 1/16 de capa de polvo en los conductos, puede reducir entre un 10% y 20% la eficiencia de enfriamiento y calefacción, incrementando así el ahorro de energía.
  • Mayor duración de los equipos de aire acondicionado.
  • Reducción de la frecuencia de averías de equipos de oficina y de informática.

Por ello es imprescindible mantener dichas instalaciones con el máximo índice de limpieza y desinfección, para lograr una adecuada sensación de confort y minimizar las posibilidades de una transmisión infecciosa.

Para llevar a cabo el mantenimiento, limpieza y desinfección de tu aparato de Aire Acondicionado puedes contar con la profesionalidad de QUIMICASOLAR pidiendo presupuesto sin compromiso.

…y respira tranquilo.